Todos los contenidos escritos se publican bajo una licencia de Creative Commons. Creative Commons License

Gatagrana


Cuentos de Fermín Ventura a partir del binómio fantástico de Gianni Rodari.

Envia tu binomio-semilla a gatagrana@gmail.com

para plantar un cuento.

domingo, 6 de abril de 2014

La muñeca y su casita


En su casa de muñecas la gallina ha puesto un huevo y le da de merendar.
Cierra las puertas de noche y da besitos en la frente a la camada en sus nidos.
Se acuesta al olor de su hombre y se deja penetrar mientras cierra por dentro los ojos.

En su casa de princesa la niñita que ha crecido recrea su mundo ideal.
Tiene un vacío por dentro por un dolor apartado y un deseo no asumido. Y viste a su muñequita porque atravesar el espejo, conectar con lo real, parece lo mas lejano y la mayor fantasía. Y así colorea y recorta ese cuento troquelado con un mapa que leyó en las revistas.



sábado, 5 de abril de 2014

Los cutres


Hace unos años cada semana alguno de sus conocidos le enviaban algún artículo o reseña por internet donde alguien supuestamente demostraba analizando con estudios supuestamente científicos que la homeopatía no funcionaba.

    Como quien tomara una piedra con instrumentos de medición de hace siglos y asegurara que no existe el espacio entre átomos.

     Como si uno no tuviera boca y cuerpo para descubrir las cosas por él mismo.
     Como si uno no tuviera su propia vida y su propia experiencia para probarlo.

     Como si tuviera mas valor la información incompleta de segunda mano del que ni afina el instrumental ni el objeto sutil de medición que la propia experiencia vital.

     Como quien intenta convencerte con partes meteorológicos de que hace sol
mientras te mojas sonriendo bajo la lluvia.

     Convertidos en lisiados ciegos que no miraban mas allá de los números, hoy los cutres han desaparecido, porque no hay altavoz estropeado que pueda molestar si uno no les presta orejas.



miércoles, 2 de abril de 2014

El rey mierda



En la contienda hurtó la corona después de decapitar al rey.
La imagen la guardaría para el sueño y la corona como quien guarda el diente de un dragón, como resto fósil del microcosmos de una cosmogonía que empieza a dar ya paso a otra.

En la nueva tierra la perdió en una partida de cartas y al borracho ganador se le cayó al ir a mear al río y la encontró el leproso que vivía bajo el puente.

El rey con la piel caída recordó a su madre al mirarse al espejo y su cuento del rey midas.

El rey mierda que todo lo que toca lo convierte en mierda.
Como un zombi que contagia sin mordidas.

El rey mierda, con sus cartones, reina debajo del puente y por encima del río.
Reina sobre las emociones y por debajo de los lazos de las comunicaciones.

El rey mierda de sangre roja pregunta al agua quien inventó la corona, y el agua entre vinos responde.
La corona supera al cuerpo, como signo visible de un logro, de una acción creadora de la mente hacía algo aún mas poderoso.
Bajo estrellas, de las que recibe la luz, moldea pensamientos justos y dirime entre acciones la propia de un regente del sol.
Suerte del que triunfando sobre él mismo se ata en lazos al cosmos y tierra y ejerce, en su canal, la misión de unir dos mundos y dirigir esta boda.

El rey mierda, con sangre roja, empieza a atraer borrachos  al calor de su paz y sus historias. Cuando suma cuarenta mendigos aparece un cuarenta y uno que espía para el otro rey y a la noche incurre en regicidio ahogándolo mientras duerme.

Nadie explicó al segundo que su reino, el del primero, no era un reino de este mundo.
Y que nada puede dar el rey real a estos cuarenta mendigos cuyas almas tanto saciaba el espíritu del rey mierda que ahora está en otro sitio.
Y ese sitio es aquí mismo, pero de un modo mas sutil, con esa vibración imperceptible para los ojos y carne y cuya percepción requiere paz, práctica y adiestramiento.
Nada esencial cambia al instante, tan solo capas y días, días a capas, y van cayendo uno tras otro los velos y los andamiajes, y cuando desnudamos a este instante y a nosotros mismos de repente vemos en la piel y sin trajes al propio día y al resto del mundo y lo que queda es una visión clara de que ha llegado ya el momento de ser nosotros los propio reyes de este siglo XXI y la certeza de que los reyes de sangre azul lo eran porque al casarse entre ellos y no pegarles el sol lucían sus venas marcadas como muestra de su debilidad y su pereza, y cumplieron una función en su día y desarrollaron la energía del emperador, de la carta cuarta que ahora nos toca trabajar a todos.
Es  momento de que el rey se quede en los cuentos y en los siglos que ya atravesó la historia  y que afrontemos la vida siendo los reyes de la nuestra y retiremos al desván el pasado.


martes, 8 de enero de 2013

Cómo acabar con el hambre en el mundo

Safe Creative #1301084314267
Creative Commons License



Para acabar con el hambre en el mundo hacen falta dos cosas y todos las sabemos:

1) Recoger el dinero necesario 

2) y Administrarlo sabiamente


Esta claro que utilizando todos los estados una pequeña parte de la recaudación que nos exigen, juntándola en un fondo común y aprovechando la logística de ejércitos y gobiernos se podría facilitar de un modo increíblemente rápido y efectivo su distribución y por lo tanto la erradicación del problema, así que en principio parece surrealista tener que poner en marcha cualquier otro plan alternativo y mas teniendo en cuenta que por primera vez se prometen medidas destinadas al intento de lograr acabar totalmente con el hambre hacia el 2025.

Pero ¿por que permitir una década mas de hambruna si hay dinero y medios para hacerlo ya?, ademas ¿que garantías hay de que el plazo se cumpla?  O sencillamente: ¿como podemos acelerar este plazo? 

El hambre es un problema que nos averguenza porque sabemos que simplemente destinando la atención, el interés, el dinero y la energía necesaria desaparecería en poco tiempo.

Aparentemente siempre hay otras prioridades y mientras las décadas pasan los seres humanos sufren y mueren.

Ya que las soluciones supuestamente adultas han resultado tan lentas e ineficaces propongo una solución aparentemente infantil y utópica, pero en el fondo totalmente efectiva y práctica una vez se de el primer paso.

La solución de un problema requiere de SENTIDO COMUN y la solución de un problema grande que no puede solucionar alguien sólo sino el conjunto de muchos requiere ademas de TRANSPARENCIA.

Así pues se debe simplemente encontrar la manera de recoger dinero y administrarlo desde el sentido común y de un modo transparente, tan sencillo y tan obvio como esto.

Pongámos patas al asunto:

Las empresas son las corporaciones con mayor libertad, potencial, flexibilidad y creatividad para obtener dinero y administrarlo como se les antoje.
Y como añadido importante:  no tienen las trabas, las excusas ni el freno de lo institucional.

Esta claro que una empresa es una entidad privada cuyo objetivo es ganar dinero, y que nadie puede obligarla a utilizar una pequeña parte de su beneficio en crear un fondo monetario de ayuda humanitaria.

Pero si que podemos animar e incentivar esto.

El motor es la toma de conciencia de nuesto papel como Homo Económicus. No se nos tiene en cuenta como ciudadanos mas que para diseñar con nuestros perfiles las campañas de marketing con que los trileros montan cada cuatro años la pantomima de una autarquía disfrazada de democracia. En cambio sí que se nos tiene en cuenta como consumidores A DIARIO. En vez de lamentarnos de ello hemos de aprender a utilizar este poder.

Esporádicamente algunas empresas han colaborado en campañas humanitarias destinando a este fin una parte del precio del producto o del beneficio obtenido por este.

La propuesta que aquí  se plantea es sencillamente que este modelo de recogida no sea esporádico e individual sino global y mantenido en el tiempo.

La empresa que lo desee tan solo deberá añadir de manera visible a los productos que considere un logotipo común identificativo 

(El logotipo esta constituido por un pájaro y una cuchara, simbolizando que el alimento deberá ser trasladado con cariño y rapidez)

en el que especifique claramente el porcentaje sobre el precio del producto o sobre el beneficio obtenido de este con el que se compromete a colaborar. Esta cantidad se destinara a una subcuenta de la propia empresa donde se empezara a acumular este dinero.


Multitud de empresas irán sumando multitud de subcuentas acumulando poco a poco una cantidad realmente importante dado que el alcance de esta campaña será a nivel mundial.

La idea no es que las empresas pierdan dinero al sumarse a este proyecto,  algunas para cubrirse completamente aumentarán el precio del producto, otras tras  analizar el incremento en las ventas a resultas de la empatización del consumidor con la marca se darán cuenta que en realidad sumarse a la campaña les resulta rentable.

Esta fase de recogida no esta vinculada a ninguna ong o  proyecto humanitario concreto, esta primera parte del proyecto solo pretende recoger el dinero, el modo de administrarlo se explica a continuación.

Para una distribución sabia es necesario una gestión dinámica e inteligente de los fondos y dado que estos provienen en primera instancia del bolsillo del ciudadano que compró los productos este tiene el derecho de saber lo que se hace con cada céntimo proveniente de su aportación.
Y esto exige una gestión completamente transparente.

La totalidad de los movimientos contables derivados de las cuentas de recogida relativos a la compra de alimentos y su transporte, así como los sueldos de gestores, distribuidores, nutricionistas y demás colaboradores y otros asientos varios estarán visiblemente detallados en una web de libre consulta.

Estos grupos de trabajo creados para decidir, administrar, coordinar y conducir las misiones de ayuda no serán agrupaciones de voluntarios sino equipos completamente profesionales con experiencia en el tema de gestión y en el tema humanitario. Estamos hablando de gestionar a nivel mundial patrimonios multimillonarios y esto conlleva un grado de complejidad y responsabilidad que justifica la existencia de empresas destinadas a tal labor que no generen ingresos propios ni retengan ningún fruto de su gestión pero Sí que justifiquen su existencia mediante sueldos justos y generosos acordes con la tarea realizada.

Es importante que todo el planteamiento de este proyecto tenga esta base empresarial, porque hay que ser realistas y aunque quizás en un futuro esto no será así hoy por hoy todo proyecto sin una base sólidamente arraigada en el actual sistema económico es difícil que progrese y como he dicho al principio lo que aquí se busca son soluciones no utopias y por muy bien intencionada que sea la gente sin los conocimientos necesarios y sin sueldos justos que premien el buen uso de estos conocimientos todo correría el peligro de quedarse simplemente en buenas intenciones y nada mas.

Por supuesto esta campaña puede extenderse y ampliarse con la colaboración de empresas que contribuyan aportando directamente productos o productos a punto de caducar a este grupo de gestión para su distribución, pudiendo indicar también en su etiquetaje esta aportación de manera clara y detallada, previa aprobación de la entidad de gestión que certifique la recepcion efectiva de estos productos así como su calidad.

También las organizaciones tanto gubernamentales como no gubernamentales que siempre dentro de los parámetros de sentido común y transparencia se quieran adherir al proyecto podrán hacerlo siempre que consientan en ser coordinadas y evaluadas por este grupo de gestión.

Repasemos el planteamiento:  la gente compra a diario porque come y consume a diario…

… pudiendo elegir la gente prefiere comprar productos que se comprometen a la creación de un fondo para financiar la erradicación del hambre a nivel global, es lógico.
… pudiendo elegir las empresas se suman a este proyecto porque el hacerlo solo conlleva ventajas, tanto económicas como emocionales porque cualquier empresario se va a sentir bien sabiendo que ademas de ganar dinero contribuye a la erradicación de la muerte por hambruna.

Pero esto puede no acabar aquí: cuando la sabia distribución del dinero recogido haya logrado la erradicación del hambre se puede ampliar la ayuda con estos mismos fondos para financiar un sistema para que los seres humanos que padecían el problema no dependan de ayuda humanitaria sino que puedan autoabastecerse.

 Según las condiciones del terreno en que la gente habita habrá casos en que sea posible que ingenieros agrónomos enseñen a explotar adecuadamente el terreno, casos en que lo prioritario sea hacer llegar agua potable porque su ausencia sea la culpable de inumerables enfermedades y casos en que lo único aconsejable sea abandonar ciertas regiones sumamente inóspitas y por lo tanto el problema sea determinar nuevas áreas y concienciar hacia el éxodo. 

Además todos podemos ser víctimas en cualquier momento de catástrofes naturales, gestiones gubernamentales catastróficas o  circunstancias de excepción ahora mismo inimaginables, así que los que ayudamos hoy podemos ser los ayudados del mañana. 

Pero no solo eso, una vez erradicada el hambre y fomentado el autoabasteciomiento se podría continuar ampliando el alcance del plan destinando recursos económicos ya en una nueva fase tanto a la sanidad como a educación para una vez asegurada la supervivencia continuar con el respaldo a la protección de la salud y desarrollo potencial e intelectual mínimo de todo ser humano. 


Otra cosa importante de este proyecto es que crea el precedente de la autogestión, los gobiernos han demostrado tantas veces su ineptitud que si encontramos otras maneras de autogestionarnos podremos empezar a liberarnos poco a poco de sus modelos actuales hasta obligarlos de un modo natural y progresivo a convertirse en entes transparentes de gestión, porque el precedente de la transparencia total en otros ambitos hará mas manifiesto el oscurantismo.  

De todos modos, como anteriormente he dicho,  la idea tampoco es salvar en contra del Estado o necesariamente independendientemente de él, si los gobiernos aceptan la gestión sabia y transparente podrán unirse a este proyecto con sus aportaciones y sus redes de comunicación acelerando todo el proceso.

No hay pretensión de ir en contra de los gobiernos, solo intención de reconvertirlos hacia el sentido común y la transparencia.

Lo mas importante de este proyecto es que deja sin excusas.

Cualquiera que desee ayudar a erradicar el hambre del mundo se ha quedado sin excusas para no hacerlo.
Si eres pensador o critico puedes abrir debate y publicar en internet o en otros medios propuestas que mejoren, modifiquen, añadan, complementen y maticen esta propuesta.
Si eres empresario puedes ahora mismo poner un logotipo en tus productos y sumar subcuentas de fondos a la espera de que alguien cree una empresa de gestión que demuestre su sentido común y transparencia ganandose así la confianza de los propietarios de estas subcuentas para poder gestionarlas haciendo llegar los alimentos y comprobando que efectivamente llegan a las bocas que los necesitan.

Si eres consumidor puedes apoyar los productos que se sumen a la campaña de manera que poco a poco, en tan solo unos meses practicamente la mayoría de las empresas se hayan sumado al proyecto porque estar fuera suponía perder demasiadas ventas.

Debemos convertirnos en fábricas de alimento mental y contagiarnos los unos a los otros.

Hay que atreverse a soltar ideas, y a jugar con ellas, y a equivocarse, y a crecer, y a aprender por uno mismo.

Un nuevo mundo se ha abierto, las mentes están cambiando y todos estamos llamados a la acción.

En breve las semillas de las ideas con sentido común y transparentes comenzaran a dar sus frutos.

Tan solo es cuestión de tiempo que el circo se desmorone, todo lo anterior ya no sirve y esto lo sabemos todos.

Ya no hay excusas para no cambiar el mundo porque es tan sencillo como ser coherentes con nosotros mismos, guiarnos por el sentido común y relacionarnos en base a la transparencia.

Vamos a cambiarlo todo, porque el tiempo ha llegado.
Y vamos a empezar a hacerlo ya, porque ya podemos. 





lunes, 12 de noviembre de 2012

El país


Un país es un paisaje.  ¿Cuántos paisajes hay en tu Estado?

¿Cuántos Estados hay en tu mundo?

¿Cuántos mundos en el espacio?

¿Cuántos espacios en el sistema?

¿Cuántos sistemas cohabitan en cosmos?

¿Cuántos cosmos-polvos de estrellas configuran un paisaje?

Y entonces… ¿Cuantos paisajes configuran un país?

Y con todas estas… ¿Es justo que letras que forman palabras que encierran ideas tengan tanto poder como para que tan solo cambiando una nomenclatura tanta gente odie a otra tanta?


miércoles, 26 de septiembre de 2012

La pereza de amar


Esa manera de amar, desesperada, que busca el consuelo en el otro.
Esa manera de amar, tan corriente, que busca al salvador en lugar de al compañero de juegos.
Todo el trabajo que no has hecho tú sueñas que te lo haga el otro.


La pereza por preferir que uno nos devuelva un espejo deformado y potenciado de nuestras virtudes, en lugar de trabajar para sacarlas fuera.


Por eso el amor se vuelve egoísta.
Porque no es amor.

El egoísmo proviene de una carencia.
La carencia es una falta y la falta un concepto mental.

Solo existe existencia, la carencia es tan solo una idea de pobreza.
Hay que aprender a recibir y hay que aprender a dar.
Hay que aprender a recibir sin medida y hay que aprender a dar sin medida.

Las medidas son de nuevo parámetros mentales y la vida tan solo se expande, hasta donde necesita.

La pereza de amar negativa es la pereza de pulir el propio espejo y esperar a encontrar otro espejo que nos devuelva la imagen perfecta ahorrándonos el trabajo de desnudarnos para así encontrarnos y cambiándolo por el de dejar que te desnuden para dejar que te encuentren.

Pero uno se desnuda de verdad y se reconoce de verdad.
Y el otro te desnuda y te reconoce desde el propio mundo cuyo reflejo es ajeno, aunque al amar finjamos ser un mismo ojo.


La pereza de amar en positivo es el rendirse al control de la propia expresión del amor. Una energía sin cercas, que acepta la vida del otro mientras ofrece la propia.

Y no hay que aprender a amar, el ser lo lleva integrado.

Hay que aprender a ser el juglar que exprese su propio canto, aunque resuene el silencio, aunque se cante por dentro.

Amar es no temer a amar muy torpemente.
Porque la práctica abre el juego.

La pereza de amar es pereza de vivir.

Porque amor es gasolina, la serpiente y el sudor, el beso y la musaraña, la gota y el resplandor.

Amar es vivir y uno vive en cuanto ama.
Aunque ni siquiera lo sepa.

Porque no importa lo que uno piense, y no importa lo que uno crea.

Importa lo que uno sea. 

Y si uno se permite ser, y si uno se permite amar: la dirección es la misma.



jueves, 20 de septiembre de 2012

La bruja desposada


El aprendiz de brujo tenia buena intención, pero malas costumbres.

Cuando la encontró delante, de noche, en un callejón, tras de la luna, tras la taberna, con el cierre descosido, a punto de empezar a orinar, con el apéndice en los dedos, soló pudo, dirigiendo su susto y su miedo, invertir su curso normal y hacer a crecer su pilila en lugar de desmerecerla.
La bruja no era golosa y no perdió su raciocinio por ese trozo de carne, en cambio, la llenó de ilusión creer que la crecida era un piropo tan limpio como incontrolable, un signo sin duda indudable de algún morbo desmedido que debía provocar debajo de aquellos viejos ropajes, con olor a carne ahumada y humo de carnicero.

Así que perdió la inercia. Y luego desapareció incapaz de asimilar ni la erección halagadora ni el sofoco consecuente.

Desde aquí lo visitó en sueños. Y en sueños le plantó semillas.
Y nació un vergel oscuro con meristemos verdes y marcos de mutación.

Y la bruja se vistió de blanco y se presentó en el sueño para ser desposada.

El aprendiz no sabe, que su esposa, la del sueño, es su mujer oficial y tiene el rostro que él le pone.

El aprendiz busca de día a una mujer real que encarne a aquella de la que él se cree enamorado.

Y no sabe, que la bruja es la real, aunque sea habitante del sueño, y que si un día, se casara en el mundo con otra, su esposa bruja le arañaria la cara, entre sueños, la misma noche de bodas.